Rapid TPM: una nueva plataforma para coches turbo-diésel y turbo-gasolina

Dimsport presenta su última evolución tecnológica: RAPID TPM (Turbo Power Management), una plataforma de nueva generación que puede intervenir en los motores turbodiésel y turbogasolina. El nuevo módulo está dotado de microprocesador, FLASH eprom y RAM eeprom para poder controlar por completo los sensores de presión y algunas señales derivadas de la línea CAN BUS de la centralita original del vehículo.
Todos los módulos Rapid han sido desarrollados para mantener invariados los sistemas de seguridad y protección que ofrece la centralita del motor original del vehículo como, por ejemplo, la autoadaptación de los componentes electrónicos de a bordo y la monitorización de los parámetros críticos relativos al funcionamiento del motor, etc. Algunos cableados ya están preparados para trabajar con el protocolo de comunicación SAE J2716 SENT.

 

EL MUNDO DE LOS TURBO-GASOLINA

El mundo del automóvil ha evolucionado dando lugar a los nuevos motores de gasolina sobrealimentados, cada vez más utilizados, incluso en los coches pequeños y medios. La estrategia elegida para el Rapid TPM permite personalizar el funcionamiento del motor analizando las varias señales, como el caudal del aire, la presión del colector de admisión, presión del turbo y revoluciones del motor.
La conexión se realiza directamente en los sensores mediante cableados Plug&Play compatibles al 100% con los originales del vehículo.

LOS TURBO-DIÉSEL

Por lo que respecta a los motores turbodiésel, RAPID TPM trabaja en la señal del sensor de presión del conducto de manera simple y eficaz; a esto se añade la posibilidad de modificar también la presión del colector de admisión para la gestión del turbo, utilizando como referencia ya sea el número de vueltas que las posibles señales adicionales procedentes de la línea CAN.

UN MÓDULO ÚNICO PARA TODAS LAS APLICACIONES

Los módulos TPM son de un único tipo para todas las aplicaciones: a través de la elección del cableado específico y la escritura del firmware dedicado mediante el TPM Software, se puede crear el kit específico para la aplicación requerida, con la seguridad de poder contar también con una calibración estándar facilitada por Dimsport y con una herramienta profesional para la posterior puesta a punto en tiempo real del vehículo.

 

No solo TPM: la gama histórica Rapid cubre todos los vehículos

Además de la plataforma TPM, Rapid ofrece una gama de productos consagrados dedicados exclusivamente a los motores Turbo Diésel.
Esta gama de productos está disponible para coches, vehículos comerciales, camiones, tractores y barcos. Todos los módulos están pensados para mantener invariados los sistemas de seguridad y protección que ofrece la unidad de control original del vehículo, como por ejemplo: la autoadaptación de los componentes electrónicos, la gestión de los filtros de partículas, la gestión de los márgenes de seguridad del motor, etc.

LA GESTIÓN DE LA PRESIÓN DEL CONDUCTO

El primer tipo de enfoque del Rapid LPE y del LPT permite personalizar el funcionamiento del motor y el caudal del carburante mediante una calibración diferente de la señal de presión de inyección.
Sus principales ventajas: la sencillez de la instalación por el reducido número de conexiones a realizar y una optimización uniforme del par motor.

 

LA GESTIÓN DE LOS TIEMPOS DE INYECCIÓN

La optimización del tiempo de apertura de los inyectores (duty-cycle) permite realizar calibraciones individuales en la gestión de cada uno de los inyectores. Se interpretan y modifican los tiempos de inyección y, en consecuencia, la cantidad de carburante introducida en el motor. La conexión se realiza directamente en los inyectores mediante conectores compatibles al 100% con los originales del vehículo.
Este enfoque ha requerido el desarrollo de módulos muy evolucionados, provistos de microprocesador, FLASH eprom y RAM eeprom para obtener el control total de los parámetros de inyección, dando vida a productos de éxito como BHV, XTI, LPD, VPE y muchos otros. El resultado es un módulo que permite optimizaciones con resultados muy notables incluso en sistemas con inyecciones múltiples (respetando por ejemplo las pre/post inyecciones necesarias para la gestión de los filtros de partículas).

LA PERSONALIZACIÓN A TRAVÉS DE LA CONSOLA

Gracias a la consola de calibración digital se pueden ajustar los valores de referencia de Rapid que establecen los rangos de funcionamiento, así como el aumento de par y potencia que se desea conseguir, personalizando el rendimiento en función del vehículo y las necesidades. Dimsport suministra una calibración estándar para cada aplicación, pero se puede realizar una puesta punto en tiempo real, en carretera o en el banco de prueba de la potencia.

Loading